ÁCIDO HIALURÓNICO: cicatrización natural

El ácido hialurónico es un importante componente del organismo y participa en la mayoría de los procesos regenerativos que se producen en el cuerpo humano. La familia de productos HYADENT se basa en esta sustancia endógena natural y ha sido desarrollada con el objeto de lograr cicatrización natural de lesiones. Siendo un producto biológicamente inerte de origen no animal, HYADENT ofrece opciones de tratamiento completamente novedosas.

¿Qué sucede durante el proceso de cicatrización?
Los tratamientos modernos se enfocan principalmente en la etapa y el tipo de lesión. La cicatrización es un proceso complejo y se desarrolla en cuatro etapas fisiológicas:

  1. Homeostasis
  2. Fase inflamatoria (fase de exudación)
  3. Fase proliferativa (granulación, angiogénesis, epitelialización)
  4. Fase de remodelación (formación de tejido cicatricial)

El ácido hialurónico es un polisacárido natural y pertenece a la familia de los glicosaminoglicanos. Su molécula consiste de una secuencia repetida de un disacárido formado por ácido D-glucurónico y N-acetilglucosamina.
La mayoría de las células somáticas, y en particular las células del tejido conjuntivo, son capaces de producir ácido hialurónico que se forma en la membrana celular y se excreta directamente en la matriz extracelular.
El ácido hialurónico es el componente principal de la matriz extracelular en la mayoría de los tejidos. Como tal, su principal papel es fijar el agua para permitir el transporte de metabolitos clave y mantener la estructura del tejido.
El ácido hialurónico es un activador de los inhibidores de las metaloproteinasas, suprimiendo así la degradación de los tejidos. Un efecto similar se produce por la inhibición de las citoquinas inflamatorias (por ejemplo TNF). El ácido hialurónico permite así evitar la pérdida de tejido.

Ahora se ha descubierto una forma de utilizar el mecanismo de acción del ácido hialurónico en la cirugía dental y hemos desarrollado dos productos totalmente novedosos:

  • HYADENT: ácido hialurónico no reticulado
  • HYADENT barrier gel: ácido hialurónico reticulado

Hemos adaptado el ácido hialurónico, una sustancia con propiedades comprobadas, a las necesidades prácticas específicas que impone la odontología, y hemos creado un nuevo modo de aplicación en forma de gel viscoso. Ambos productos pueden ser utilizados específicamente para optimizar la regeneración tisular.

¿Cuándo debe utilizarse cada producto?

El ácido hialurónico puede ser metabolizado por todas las células somáticas. Esto significa que estos productos resultan sumamente apropiados para uso en tejido blando, aunque también resultan apropiados en el caso de tejido duro. El ácido hialurónico en los productos HYADENT promueve la formación de nuevos de fibroblastos y osteoblastos.
Para seleccionar el producto correcto, los usuarios deben primero identificar claramente las indicaciones terapéuticas.
– ¿Cuál es el objetivo que se persigue mediante aplicación del producto de ácido hialurónico? (Efecto)
– ¿Cuál es el marco temporal durante el cual se requiere contar con los efectos del ácido hialurónico? (Período de reabsorción)

Ácido hialurónico no reticulado

hyadent2
Efecto:

 

  • Acelera el proceso de cicatrización tras procedimientos quirúrgicos
  • Suplementa y optimiza el tratamiento quirúrgico periodontal
  • Reduce el tejido cicatricial
  • Activa la regeneración ósea, acelera la osteogénesis y previene el desplazamiento de gránulos
  • Optimiza los procedimientos de conservación de la cresta alveolar

 
Periodo de reabsorción: 6-11 horas

Ácido hialurónico reticulado

HyadentBG2
Efecto:

 

  • Protege la zona de la lesión contra el ingreso de bacterias y tejido conjuntivo
  • Reconstrucción de papilas

 

Periodo de reabsorción: 16-21 días

1: Homeostasis
Después de producirse una lesión, un coágulo de fibrina se forma mediante agregación de plaquetas conformando un tapón primario.

2: Fase inflamatoria
En esta fase las características clave son inflamación y exudación. Se produce migración de macrófagos y neutrófilos al tapón de fibrina seguido por producción de citoquinas inflamatorias y factores de crecimiento, que a su vez estimulan la migración de fibroblastos a la zona de la lesión. El ácido hialurónico promueve y regula el proceso inflamatorio ya que tiene un efecto antioxidante y reduce la actividad de proteasas pro-inflamatorias, permitiendo así la formación de una matriz estable. Este mecanismo se ve alterado cuando existen lesiones crónicas por lo que la inflamación persiste y esto afecta la cicatrización. Se inhibe la formación de citoquinas pro-inflamatorias (TNF-alfa, IL-1 beta e IL-8). El ácido hialurónico tiene un efecto antioxidante y reduce la actividad de las proteasas pro-inflamatorias.

3: Fase proliferativa
El tejido de granulación, rico en ácido hialurónico, forma una matriz hidratada que facilita la migración celular mediada por receptores (CD44). Los procesos de mitosis celular, proliferación celular y angiogénesis están soportados por polímeros de ácido hialurónico de bajo peso molecular. El tejido de granulación está conformado en gran medida por fibroblastos que han migrado al tejido, capilares recién formados, colágeno, fibronectina y ácido hialurónico. En las capas basales de la epidermis se encuentran altas concentraciones de ácido hialurónico, lo que fomenta la proliferación y migración de queratinocitos basales (a través del receptor celular de superficie CD44). También se produce la regulación de la proliferación de queratinocitos, estimulando y regulando el proceso de epitelialización.

4: Fase de remodelación
El encogimiento reduce el tamaño de la lesión y acelera su cicatrización. El tejido cicatricial se compone de colágeno, fibras elásticas y proteoglicanos. El ácido hialurónico juega un papel importante en la regulación de la formación de tejido cicatricial. En la fase final de cicatrización de una lesión ‒formación de tejido cicatricial‒ el ácido hialurónico es responsable de garantizar que se suprima la producción de colágeno en el momento adecuado para la formación de tejido cicatricial. Por ejemplo, durante el período fetal, la concentración de ácido hialurónico en las lesiones es muy alta durante un período prolongado y resulta en ausencia de formación de cicatrices.

Para facilitar y acelerar el proceso de cicatrización, se aplica el gel de ácido hialurónico HYADENT directamente en el área sometida a cirugía inmediatamente antes de cerrar la incisión. HYADENT también permite mejorar la cicatrización y la regeneración de tejido a nivel estético cuando se utilizan moldeadores gingivales en implantología.
Para su aplicación se utiliza una cánula angulada (27G / 0,4 x 18 mm) que permite aplicación ergonómica del gel HYADENT entre los márgenes de incisión. La sutura posterior produce contacto directo entre los márgenes de incisión y el gel, permitiendo así su reabsorción en forma local.
La viscosidad modificada y el reducido tiempo de reabsorción (6-12 horas) garantizan su completa absorción por parte del tejido circundante. La correcta y apropiada ejecución de la sutura puede evitar que el gel sea eliminado con la saliva.

Después de la extracción quirúrgica de piezas dentales, la apicectomía es el segundo procedimiento quirúrgico oral más común. Cuando se utiliza correctamente, con un índice de éxito del 85% en un plazo de 3 a 6 años, este procedimiento es una excelente opción para conservar piezas dentales originales.
Para mejorar la cicatrización en áreas sensibles, se debe aplicar una cantidad generosa de HYADENT barrier gel, nuestra preparación en base a ácido hialurónico reticulado, sobre el área ósea a tratar. Esto ayuda a la cicatrización del tejido blando y reduce el riesgo de infección. HYADENT barrier gel actúa en muchos casos como un sustituto de membranas de colágeno convencionales.1

1 Weigel PH, Fuller GM, LeBoeuf RD: A model for the role of hyaluronic acid and fibrin in the early events during the inflammatory response and wound healing. J Theor Biol 119, 219-234 (1986)

El ácido hialurónico HYADENT incrementa la formación de osteoblastos y por ende reduce el tiempo que se requiere para la formación de hueso nuevo mediante estimulación de la osteointegración.2 El uso de HYADENT en cirugía de elevación del seno maxilar, que actualmente es un procedimiento común, ofrece numerosos beneficios para el cirujano y el paciente.
Principales beneficios para el paciente y el cirujano:

Estabilización de gránulos óseos
HYADENT facilita la aplicación precisa de gránulos óseos (material de injerto óseo) ya que la estructura de gel viscoso de la preparación impide su desplazamiento posterior.

Formación de una barrera de protección
Este beneficio es fruto del alto grado de viscosidad de HYADENT barrier gel al recubrir la lesión como un membrana biológica. Esto minimiza el riesgo de infección bacteriana o microbiana (cuando se utiliza una adecuada técnica quirúrgica).

Reducción del riesgo de infección
En conjunto con el efecto anti-inflamatorio ejercido por la preparación de ácido hialurónico reticulado3, sus propiedades bacteriostáticas y antisépticas conducen a una mejor protección de la zona de la lesión durante el período de reabsorción (16-21 días en el caso de ácido hialurónico reticulado).

2 Sasaki T, Watanabe C: Stimulation of osteoinduction in bone wound healing by high-molecular hyaluronic acid. Bone 16, 9-15 (1995)
Schwartz Z, Goldstein M, Raviv E, Hirsch A, Ranly DM, Boyan BD: Clinical evaluation of demineralized bone allograft in a hyaluronic acid carrier for sinus lift augmentation in humans: a computed tomography and histomorphometric study. Clin Oral Implants Res 18, 204.211 (2007)
3 Fuente: Dental Clinics, Journal Of General Dentistry, “Hyaluronic acid: biological effects and clinical applications” Demarosi F, Sardella A, Lodi G, Carrassi A.

Hoy en día se espera que la implantología dental satisfaga necesidades que van más allá de una prótesis fija. Los pacientes buscan lograr una reconstrucción que sea lo más natural posible, tanto funcional como estéticamente, hasta el más pequeño detalle. Esto significa principalmente que, para cumplir con estas expectativas, los profesionales frecuentemente deben abordar situaciones que se presentan en una etapa relativamente temprana.

Debido a los recientes avances en odontología y al desarrollo de nuevos productos, esto es ahora factible con un alto grado de previsibilidad.

Con el fin de lograr el mejor resultado estético posible en el transcurso del tratamiento restaurador previsto y minimizar la pérdida de hueso, con frecuencia se utiliza material de regeneración ósea inmediatamente después de la extracción de la pieza dental.
HYADENT contribuye a acelerar el proceso de cicatrización y proporciona protección rápida de la zona afectada. La cicatrización controlada y efectiva evita problemas durante el proceso de implantación de dos pasos.